Conocimientos de la selva, claves para que Lesly y sus hermanos fueran rescatados - Radio
Síguenos en

Actualidad

Conocimientos de la selva, claves para que Lesly y sus hermanos fueran rescatados

El diario El Colombiano publicó un relato donde muestra claramente como la preparación de los niños perdidos en la selva del Guaviare fueron claves para su supervivencia por 40 días.

Publicado

on

Photo: Google

La mano de Cristin, la bebé de un año hermana de Lesly que sobrevivió después de sufrir un accidente aéreo y estar perdida durante 40 días en el Guaviare con sus tres hermanitos, se extendió hacia el rostro de los médicos militares que tomaban sus signos vitales para determinar qué estaba pasando por su cuerpo en el que se marcan los huesitos por los embates de la selva.

Ella es el testimonio de lo increíble, un mismísimo milagro: la resiliencia de su cuerpo consiguió mantenerla a salvo entre la lluvia, la humedad y los peligros de la naturaleza. Esa fortaleza y los cuidados de su hermana Lesly, la joven de 13 años que la protegió, junto a sus otros dos hermanitos, durante las casi mil horas que pasaron atrapados en la agreste geografía amazónica, fueron la fórmula que logró sacarlos de la jungla.

Ellas dos, Soleiny (9 años) y Tien Noriel (5) están desde la madrugada del sábado en el Hospital Militar de Bogotá recibiendo cuidados especializados después de que fueran rescatados en la Operación Esperanza que lideró el Comando Conjunto de Operaciones Especiales de las Fuerzas Militares, junto a las comunidades indígenas, durante poco más de un mes.

El médico y mayor general Carlos Rincón Arango dio el primer parte sobre su estado de salud: están en condiciones clínicas aceptables, les hicieron un protocolo de exámenes diagnósticos y empezaron un tratamiento de recuperación nutricional y psicológico. “La niña de un año es la que requiere mayor atención”, dijo.

Los cuidados se enfocan en un proceso de recuperación con hidratación intensiva porque aún no pueden injerir alimentos sólidos. “En general el estado de los niños es aceptable y de acuerdo con los informes médicos están fuera de peligro. Lo que se requiere es estabilizarlos”, detalló el ministro de Defensa, Iván Velásquez.

Pese a que estuvieron a la deriva en la espesa región de la Amazonía, solo les encontraron lesiones en tejidos blandos y picaduras. No obstante, por la gravedad de su travesía selvática, estarán entre dos y tres semanas internados hasta que sus cuerpos se recuperen por completo.

Desde el hospital la misma Lesly contó que estuvieron con el perro Wilson, el pastor belga del Ejército que sigue extraviado tras haber seguido su rastro, que los acompañó un rato y luego se perdió de su lado. Tien Noriel les preguntó a las enfermeras que cuándo le quitarán esas agujas que tiene en el cuerpo para salir a jugar y Soleiny les ha hablado a sus cuidadoras sobre lo que vivió en este tiempo.

También se supo que la pequeña Cristin todavía conserva un arete en su oreja que tenía puesto antes de que sus hermanos, su mamá Magdalena, el líder indígena Hermán Mendoza y el piloto Germán Murcia sufrieran un accidente aéreo el pasado primero de mayo, mientras viajaban a bordo de la avioneta Cessna-206 HK-2803 huyendo de amenazas contra su vida. Todos los adultos murieron, pero los chicos sobrevivieron.

Para conseguirlo, comieron algunos de los 1.000 kits de supervivencia que la Fuerza Aérea lanzó desde el aire hacia el área de búsqueda. El indicio de que los pequeños sí estaban usando esos envíos era que el equipo encontraba paquetes de comida en el suelo; y la certeza de que esas envolturas habían sido utilizadas por ellos y no por lo soldados se debía a que los militares tenían la estricta orden de guardar sus residuos. La siguieron porque la tropa es disciplinada.

Lesly fue la clave

La niña grande es conocedora de la selva y ella sabía dónde encontrar agua y frutos. Para guiarla, la abuela Fátima grabó audios que se multiplicaron desde un helicóptero hasta toda la espesura arbórea en los que les daba indicaciones sobre qué semillas y frutos podían comer y cuáles no para evitar morir envenenados.

Uno de los rescatistas que participó en la Operación Esperanza fue el capitán Carlos Villegas, quien se internó en el Guaviare durante 144 horas con su perro Tellius, un pastor belga de tres años que fue uno de los diez canes que participó en la Operación Esperanza. Ellos y el soldado identificado como “Cobra 2” estuvieron en el punto donde se encontró la cuarta huella, una de las últimas pistas que dio señales de que estaban vivos.

“La selva es muy espesa. Usted a 5 metros ya no veía al compañero, todo tenía veneno, todo lo picaba, no podía tocar nada. Había calor, pero estabas mojado todo el día. Las condiciones son muy fuertes”, relató Villegas a El Colombiano.

La búsqueda funcionó así: indígenas, tropa y voluntarios de la Defensa Civil se levantaban a las 5 a.m. y a las 6 a.m. ya estaban en fila esperando instrucciones. Arrancar significaba quedarse en la jungla al menos por una semana, con raciones militares como alimento, cargando el concentrado para el perro y los elementos de supervivencia.

Allá anochece poco después de las 4 p.m. porque los árboles tapan la entrada del sol: cuando se opaca esa luz todos se quedan quietos y acampan hasta que se vaya la penumbra, siempre con un soldado centinela que queda alerta por el riesgo de que aparezca un puma, una culebra u otros animales menos peligrosos como los jabalíes o las arañas gigantes.

Entonces, ¿cómo lograron sobrevivir 40 días en esas condiciones tan agrestes? “La clave fue Lesly que sabía cómo manejar el terreno, conocía qué era venenoso, cómo resguardar a sus hermanos y que había riachuelos por todas partes con agua”, cuenta. El agua dulce de los riachuelos era un bocanada de vida.

Que salieran con vida de allá parecía una esperanza irracional, pero se consiguió. ¿Cómo? El médico pediatra, Juan Pablo González, explica que “los niños tienen una gran capacidad de resistencia, lo que llamamos adaptabilidad en Pediatría. Tienen una capacidad de adaptación mayor porque pueden durar varios días sin agua y varias semanas sin alimento. No es otra cosa que un milagro de la vida”.

El asombro de sobrevivir

Ese término, “milagro”, fue el código con el que los participantes de la Operación Esperanza informaron que los habían encontrado. El primero en pronunciarlo, a las 5:15 p.m. del viernes 9 de junio, fue uno de los 8 soldados que estaba en la unidad que halló a los pequeños y esas siete letras se escucharon desde un aparato de radio militar con un mensaje que llegó directamente al comandante del pelotón.

El “milagro” se repitió 7 veces más en la estructura piramidal de las Fuerzas Militares hasta que llegó al presidente, Gustavo Petro, quien solo la escuchó cuando aterrizó en la base aérea de Catam tras su viaje a La Habana, Cuba, la isla desde la que anunció el cese al fuego con el ELN. Esa escala de recados tomó solo 2 minutos y para las 5:17 p.m. la noticia ya estaba en conocimiento de los altos mandos implicados en la búsqueda.

Más de 300 personas participaron en el operativo. Entre los 100 de la tropa que siempre estuvieron insertos en la jungla, a pie, y los otros que coordinaban desde el puesto de mando la logística y las comunicaciones. A esos héroes los van a condecorar la próxima semana, cuando terminen la misión de la búsqueda de Wilson.

Si el pastor belga no ha aparecido para ese momento, habrá un relevo en la tropa que está en el territorio rastreando al can que permitió encontrar a los niños. La orden del mayor general Helder Giraldo, comandante de las Fuerzas Militares, es clara: la Operación Esperanza se debe mantener porque la tropa no se abandona. Wilson es una de las piezas de esa tropa.

Hubo un mantra que los rescatistas repitieron durante todo el proceso de búsqueda: mientras no haya cuerpos están vivos. Y así fue.

Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Actualidad

Procuraduría hará veeduría sobre carrotanques de agua en la Guajira

El organismo requirió información sobre la distribución y frecuencias de las entregas específicas para cada municipio de la Guajira por parte de los carrotanques que están funcionando

Publicado

on

Photo: Colprensa

La Procuraduría le solicitó información a la Unidad Nacional de Riesgos de Desastres (UNGRD) sobre las acciones que se están implementando para brindar accesibilidad y calidad del agua potable para la población wayuú en Riohacha, Maicao, Manaure y Uribia, municipios de La Guajira.

En la solicitud, también se pidió a la Unidad los estudio y conceptos técnicos que determinaron que la adquisición de los carrotanques era una de las soluciones a corto plazo para lograr el abastecimiento de agua en La Guajira, los puntos de captación del recurso hídrico y la calidad de agua suministrada en el departamento.

De igual manera que se detalle la constancia de la participación de las entidades competentes para el desarrollo de programas y proyectos.

El organismo requirió información sobre la distribución y frecuencias de las entregas específicas para cada municipio por parte de los carrotanques que están funcionando, cómo se determinaron estas rutas y sus frecuencias y la respectiva socialización con las administraciones municipales sobre esas rutas de distribución.

La Procuraduría destacó que en la pasada mesa de trabajo realizada el 21 de febrero, el subdirector para el Manejo de Desastres de la UNGRD, indicó que es la misma entidad la que toma muestras aleatorias al agua de los carrotanques y las procesa en sus laboratorios.

Por ello, pidió a su vez información sobre el número de Puestos de Mandos Unificados, las mesas de diálogo y de monitoreo, ajustes y continuidad por parte de la UNGRD y la participación de las autoridades wayuú en esos espacios.

Por otra parte, el Ministerio Público requirió en el informe las medidas de prevención ante la temporada de menos lluvias, es decir, época del Fenómeno del Niño.

La entidad ha destacado la importancia de trabajar armónicamente con otras entidades nacionales y territoriales, con el fin de realizar acciones orientadas a garantizar el goce efectivo del derecho al agua para la población en la Guajira.

Sigue leyendo

Actualidad

Carro de Day Vásquez se incendia cuando estuvo parqueado en Barranquilla

Este hecho ocurrió en la noche del sábado 2 de marzo, mientras visitaba a sus padres en Barranquilla. Esta situación la dejó preocupada, sin poder saber si se trata de un acto criminal.

Publicado

on

Photo: Colprensa

En las últimas horas, Day Vásquez escribió en su cuenta de X (anteriormente Twitter) que su carro se incendió cuando estaba parqueado en la puerta de la casa de sus padres. 

“Y de repente el carro parqueado en la puerta de la casa de mis papás… Vaya sorpresa!! Se INCENDIÓ”, indicó.

https://twitter.com/RNacional_News/status/1764323044921692659

Este hecho ocurrió en la noche del sábado 2 de marzo, mientras visitaba a sus padres en Barranquilla. Esta situación la dejó preocupada, sin poder saber si se trata de un acto criminal.

Hasta el momento, las autoridades no se han pronunciado al respecto. Sin embargo, se hay varias teorías, desde fallos técnicos hasta la posibilidad de un sabotaje deliberado. 

Recordemos que Daysuris Vásquez, expareja de Nicolás Petro, actualmente enfrenta un juicio por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, y es la testigo clave en el proceso judicial contra el hijo del presidente Gustavo Petro. 

Tras su arresto el pasado julio, el hijo del mandatario admitió, según la Fiscalía, haber recibido dinero para la campaña del exnarcotraficante Samuel Santander Lopesierra y de Gabriel Hilsaca Acosta, hijo del polémico empresario Alfonso ‘Turco’ Hilsaca.

Sigue leyendo

Actualidad

Ministerio público solicita restricciones de circulación de Salvatore Mancuso

Cabe mencionar que el tribunal de Justicia y Paz le extendió a Mancuso la limitación de movilización a los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, César, Magdalena, Norte de Santander y La Guajira.

Publicado

on

Photo: Colprensa

Luego de la audiencia que inició este primero de marzo y en la que el juzgado de Ejecución de Penas de Justicia y Paz de Bogotá está definiendo si le otorga o no la libertad a prueba a Salvatore Mancuso, la Procuraduría General de la Nación solicitó restricciones de movilidad en el territorio nacional al exjefe paramilitar como garantía a los derechos de las víctimas.

Así mismo, se destacó que si no se fijan dichas  limitaciones en sus desplazamientos, se traduciría “claramente en una afrenta al reconocimiento de los derechos de las víctimas y un nítido camino a la revictimización”.

Cabe mencionar que el tribunal de Justicia y Paz le extendió a Mancuso la limitación de movilización a los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, César, Magdalena, Norte de Santander y La Guajira, así como a los municipios antioqueños de San Pedro de Urabá, Necoclí, Ituango, Arboletes y Apartadó, en donde tuvo lugar su accionar criminal. 

Además, la Procuraduría precisó que no se le puede conceder de manera inmediata la libertad a prueba, mientras no comparezca ante las salas de Justicia y Paz de Bogotá y Barranquilla, donde también cursan procesos en su contra.

El Ministerio Público aseguró que la designación de Salvatore Mancuso como gestor de paz por parte del Gobierno Nacional no puede afectar bajo ningún punto de vista los compromisos asumidos con las víctimas en la jurisdicción de Justicia y Paz.

Del mismo modo, la Coordinadora Nacional de Justicia y Paz del órgano de control indicó que esa designación “en manera alguna puede soslayar y diluir las obligaciones y compromisos con el proceso de Justicia y Paz, principalmente porque su núcleo es y seguirán siendo las víctimas”.  

El tema de la libertad a prueba del exjefe paramilitar se discutió en años anteriores en la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá, donde se decidió que Salvatore Mancuso cumplía los requisitos para acceder a esa medida, que no se le había otorgado porque no estaba en el país. 

Sigue leyendo

Trending