Corea del Sur vence y clasifica a octavos en Catar - Radio
Síguenos en

Actualidad

Corea del Sur vence y clasifica a octavos en Catar

Los jugadores de Corea terminaron el partido y se conectaron a observar el final del duelo del partido de Uruguay-Ghana.

Publicado

on

Uruguay se quedó por fuera del Mundial, por un gol, a pesar de ganarle 2-0 a Ghana, debido a que Corea venció 2-1 ante Portugal.

La selección charrúa empezó muy bien el encuentro y gracias a los goles de Giorgian De Arrascaeta se fue adelante en el marcador, lo que alimentaba la ilusión de los uruguayos de avanzar en Qatar.

El central adiciona ocho minutos en el duelo de Uruguay, necesita un gol para mantenerse en Qatar.

Uruguay lucha porque un gol los deje de nuevo clasificados.

Gol de Corea y sale Uruguay del Mundial de Qatar.

Minuto 90 en el duelo de Portugal el central anuncia seis minutos más.

Uruguay se defiende porque el resultado 2-0 le permite clasificar, porque además, Corea empata con Portugal.

No se mueven los marcadores en los dos partidos que definen los clasificados del Grupo H, en el que Portugal y Uruguay, son, parcialmente los que avanzan.

Arrancan los segundos tiempos de los duelos que gana Uruguay 2-0 a Ghana y Portugal empata 1-1 con Corea.

En el duelo de Portugal-Corea, también se mueve el marcador. A los 27 minutos Kim Young-Gwon, marca para igualar las acciones.

Los charrúas repiten, con Giorgian De Arrascaeta, y ya vencen 2-0 a Ghana para consolidar la clasificación a los octavos de final.

Uruguay marca a través de Giorgian De Arrascaeta, a los 26 minutos y los suramericanos reviven la esperanza de clasificarse.

El tanto de Portugal fue obra de Ricardo Horta, a los cinco minutos del partido.

Portugal que salió con su nómina principal para medirse a Corea, se consolida como primero de su grupo y muy temprano marcó.

Arrancaron los partidos Uruguay-Ghana y Portugal-Corea que definen a los clasificados del Grupo H.

Uruguay se medirá ante Ghana, en encuentro previsto desde las 10:00 a.m., en partido correspondiente a la tercera fecha del grupo H. En este partido, los charrúas buscarán obtener una victoria que los clasifique directamente a los octavos de final de la Copa del Mundo; mientras que Ghana luchará por un empate o una victoria que le sirva para avanzar en el campeonato y unirse a Marruecos y Senegal, otras selecciones africanas que ya están instaladas en la segunda fase del mundial.

¿Cómo llegan Uruguay y Ghana al partido?

Uruguay tiene varios pendientes en el Mundial, ya que en sus primeras dos presentaciones no ha podido sumar goles y además; el técnico Diego Aguirre parece tener muchas dificultades con la confección del equipo, teniendo diversos cambios tanto en las alineaciones para afrontar los partidos, como en el sistema de juego. En el duelo anterior frente a Portugal, la Selección de Uruguay salió derrotada por 2-0 con dos goles de Bruno Fernandes y esto agudizó la crisis de los sudamericanos que venían de un 0-0 frente a Corea del Sur.

Por su parte, Ghana viene de vencer a Corea del Sur por 3-2, mostrando una propuesta de ataque bastante interesante que ya había dado resultados en el partido anterior, en el que lograron convertir dos goles, pero fueron derrotados por Portugal por 3-2.

Ghana tiene bastantes probabilidades de pasar a segunda ronda ya que un empate podría bastarle para alcanzar este objetivo y es por esto que los africanos llegan con confianza a afrontar el juego.

Historial de Uruguay vs Ghana

Para hablar de este partido, es inevitable remontarse al Mundial de Sudáfrica 2010 en el que ambos seleccionados se enfrentaron por los cuartos de final, jugando de los partidos más emocionantes de la historia de los mundiales en el que Luis Suárez cometió una mano en el área al minuto 90 que significó un penal errado por parte de los africanos y que posteriormente llevó al partido al alargue y a una tanda de penales que se definiría con un cobro estilo “Panenka” de Sebastián Abreu. Este partido, es el único antecedente entre estas dos selecciones.

Tomado de ElColombiano.com

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Ocho mil aficionados serían castigados por ingresar colados a la final de Copa América

El cálculo inicial apunta a que aproximadamente 8.000 aficionados lograron ingresar al estadio sin entrada válida a la final de la Copa América entre Argentina y Colombia, de los cuales se ha identificado a 7.000, según informó Javier Hernández Bonnet en el programa radial Blog Deportivo, de Blu Radio.

Publicado

on

Photo: AFP

Tras los desmanes que se presentaron en la previa de la Copa América en Estados Unidos, se reveló cuál sería el balance de los colados que causaron el retraso de más de una hora del partido entre Argentina y Colombia, además de las consecuencias para los residentes latinos que causaron el desorden en las inmediaciones del estadio en Miami.

El cálculo inicial apunta a que aproximadamente 8.000 aficionados lograron ingresar al estadio sin entrada válida, de los cuales se ha identificado a 7.000, según informó Javier Hernández Bonnet en el programa radial Blog Deportivo.

“7.000 identificados facialmente. En su mayoría, viven en Estados Unidos. Hay un gran número de residentes, no todos de la Florida, llegaron de distintas partes del país. También hay colombianos que llegaron de Canadá”, dijo el periodista deportivo.

De acuerdo con el medio estadounidense Miami Herald, el estado de Florida cuenta con una población de aproximadamente 300.000 inmigrantes colombianos y argentinos.

Por lo que a las personas que vulneraron la seguridad del estadio, “a través de las cámaras, van a identificarlas y localizarlas para empezar un proceso de juicio para pagar las penas, pero también para quitarles la visa y, si tienen, la residencia. No se descarta que, si esa persona enganchó a su familia para traerla a Estados Unidos, también ‘despachen’ a la familia”, detalló Bonnet.

Para ver la final, se vendieron alrededor de 65.300 entradas, precio que rondaba entre 1.500 y 8.000 dólares. De las personas que adquirieron los boletos, muchas se quedaron a las afueras del Hard Rock Stadium.

Uno de los afectados fue el influencer bogotano Rubigol quien a través de sus redes sociales comentó la difícil experiencia que vivió el pasado domingo tras no poder ingresar al partido.

“Tenía mi boleta; viajé por todo Estados Unidos; fui hasta Phoenix, que estaba a 49 grados centígrados; llegué dos horas y media antes a la final, en un estadio que, según dicen, tiene la mejor logística de los Estados Unidos. ¿Para este tipo de cosas? Es un absoluto papelón, son unos irresponsables con la gente, pusieron en riesgo su salud con la mediocridad de su gestión”, expresó por medio de TikTok.

Oliver Gilbert, presidente de la Comisión del Condado de Miami-Dade contó al Miami Herald que este estadio ha tenido eventos mucho más grandes que la final de la Copa América, como el Festival de Música Rolling Loud. “Hemos tenido 50.000 niños que están locos y nunca han hecho algo así”, resaltó.

Por lo tanto, debido a este tipo de comportamientos que alteraron el orden público, “de aquí a un año y medio vamos a tener noticias de colombianos que perdieron sus logros como la greencard o la residencia. El funcionario que me contó esto me dijo que no creían que había ilegales, porque ellos son los que se manejan bien, no dan papaya”, aseveró Hernández Bonnet.

Sigue leyendo

Actualidad

Olmedo López acordó devolver $1.000 millones por escándalo del UNGRD

Según Olmedo López, los fondos desviados podrían ascender a 180.000 millones de pesos en contratos fraudulentos y otros 200.000 millones destinados a sobornos a lo largo del año.

Publicado

on

Photo: Colprensa

El exfuncionario de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Olmedo López, ha acordado con la Fiscalía General de la Nación devolver mil millones de pesos al Estado como parte de un compromiso para cooperar en la investigación del escándalo de corrupción que sacudió a dicha entidad gubernamental.

López, quien anteriormente expresó su voluntad de colaborar con la justicia, se suma a Sneyder Pinilla, exsubdirector de la UNGRD, quien aceptó pagar una pena de 5 años de cárcel y reintegrar 292 millones de pesos al Estado. Pinilla además solicitó ser recluido en un centro militar, argumentando razones de seguridad.

El escándalo de corrupción en la UNGRD ha revelado un entramado de contratos irregulares y presuntas coimas que alcanzan cifras significativas. Según López, los fondos desviados podrían ascender a 180.000 millones de pesos en contratos fraudulentos y otros 200.000 millones destinados a sobornos a lo largo del año.

“Estamos hablando de 10 veces más que el caso de los carrotanques”, afirmó López en referencia a otra controversia de corrupción reciente. Además, señaló que el manejo de estos recursos implicó a un círculo, inicialmente reducido, de altos funcionarios del gobierno de Gustavo Petro, pero que ahora parece involucrar a múltiples personas tanto en el ejecutivo como en el legislativo.

La colaboración de López y otros implicados podría ser crucial para esclarecer la extensión del escándalo, recientemente se conoció la presunta implicación de 9 congresistas que estarían involucrados en el caso.

Y este viernes, la Corte Suprema ordenó llamar testimonio a más congresistas como parte de la prueba en la construcción del caso que vincula al expresidente del Senado Iván Name en el entramado de corrupción.

Se espera que las investigaciones continúen avanzando, mientras que la Fiscalía anunció que el próximo jueves 25 de julio se realizarán las primeras audiencias de imputación y de solicitud de medida de aseguramiento en contra del exdirector de la UNGRD.

Sigue leyendo

Actualidad

Con un discurso difuso, Donald Trump es proclamado candidato republicano

El expresidente estadounidense Donald Trump utilizó la primera parte de su discurso, que duro más de una hora, para abordar el intento de magnicidio del que fue víctima durante un mitin político el 13 de julio.

Publicado

on

Photo: AFP

El culto a Trump se adueña del Partido Republicano. La Convención Nacional Republicana terminó envuelta en un ambiente de idolatría hacía el expresidente, que afianza su status como líder político, y hasta espiritual, absoluto del seno conservador estadounidense, que parece haber adoptado completamente al trumpismo como la ideología dominante en el partido para los años venideros.

«Me presento para ser presidente de toda América, no de la mitad de América (…) Con orgullo y devoción, acepto su nominación para ser presidente de los Estados Unidos», dijo Trump, en medio de aplausos y gritos de «pelea, pelea, pelea».

El expresidente estadounidense utilizó la primera parte de su discurso, que duro más de una hora, para abordar el intento de magnicidio del que fue víctima durante un mitin político el 13 de julio, rememorando el momento y agradeciendo el apoyo expresado por sus seguidores desde aquel fatídico día.

«Oí un fuerte zumbido y sentí que algo me golpeaba, muy muy fuerte en la oreja derecha. Me dije: ‘Vaya, ¿qué ha sido eso? Solo puede ser una bala’ (…) Se supone que no debo estar aquí esta noche.», recordó el también magnate neoyorquino, afirmando que fue «Dios» quien lo salvó.

Aunque no estaba planeado que hiciera mención directa al actual presidente, Joe Biden, Trump siguió su tradicional línea disruptiva para atacar explícitamente al demócrata, a pesar de haber hecho un llamado a la unión ciudadana momentos antes, señalando al mandatario por su política migratoria, el manejo de la economía, y su política exterior con conflictos como el de Ucrania y el de Gaza.

«El daño que Biden le ha hecho a este país es impensable», añadió Trump, calificando al aumento de los flujos migratorios experimentados durante una parte de la administración Biden como una «invasión que mata cientos de personas al año». El neoyorquino vaticinó que, de llegar a la presidencia de nuevo, «cerrará las fronteras».

Trump afirmó que, si él hubiera estado en la Casa Blanca durante los últimos cuatro años, los conflictos de Ucrania y Gaza nunca hubieran explotado, ya que los líderes mundiales lo «respetan». Además, señaló a Irán como uno de los culpables principales de la inestabilidad internacional actual, mencionando que, durante su periodo, estaban «en bancarrota».

«Pondré fin a todas y cada una de las crisis internacionales que la actual administración ha creado, incluyendo la horrible guerra con Rusia y Ucrania, que nunca habría ocurrido si yo fuera presidente, y la guerra causada por el ataque a Israel, que nunca habría ocurrido si yo fuera presidente.», dijo Trump.

Durante su largo discurso, el expresidente republicano también hizo alusión de sus escándalos legales, subrayando que el Partido Demócrata utiliza el sistema judicial como arma política en su contra, mencionando que, en su lucha contra sus casos judiciales, Trump es «el que está salvando la democracia» estadounidense.

Cerrando con su tradicional slogan de campaña de «Make America Great Again», Trump culminó uno de los discursos más largos jamás hechos en una Convención Nacional Republicana, lleno de redundancias sobre la inmigración, declaraciones engañosas y saliendo del papel conciliador con el que comenzó.

Cuatro días de discurso antiinmigración, críticas a Biden y arrepentimiento

Desde un palco elevado reservado, rodeado de su círculo más cercano, proyectando una imagen como de emperador, Donald Trump experimentó un baño de halagos durante los cuatro días de la Convención Nacional Republicana.

El ahora candidato oficial de los conservadores fue espectador de un desfile de antiguos aliados políticos, como los congresistas Marjorie Taylor Green, Mike Johnson y Ted Cruz, mismos que solían estar confinados en la periferia de poder en el partido, y que ahora dominan la narrativa republicana gracias al empuje de Trump y su meteórico ascenso político.

Pero la marca de la convención republicana de este año no fueron los discursos aduladores de sus viejos camaradas.

Lo más llamativo de las cuatro jornadas quizás fue el alineamiento de los que osaron desafiar al líder trumpista en algún momento de su carrera, con los dos competidores más provocadores durante la competencia por la nominación republicana, la exembajadora en la ONU Nikki Haley y el gobernador de Florida Ron DeSantis, entrando en cintura y expresando abiertamente su apoyo por Trump.

Aunque en su discurso en el tercer día de la convención, el hijo del expresidente, Donald Trump Jr., hizo énfasis en que el Partido Republicano aboga por «debatir» las diferencias políticas, parece que esta cualidad excluye al mismo conservadurismo, que construyó su convención nacional alrededor de la figura trumpista, sin dejar lugar a la crítica como en ediciones pasadas.

Como si de una figura sagrada y misericordiosa se tratara, Trump aprobó desde la lejanía el arrepentimiento de Haley y DeSantis, que habían sido sumamente críticos con la capacidad del expresidente por liderar Estados Unidos por otro periodo, mismos que recularon en sus posturas para no caer en el exilio político como otras figuras disidentes con el trumpismo.

«No hace falta estar de acuerdo con Trump el 100% de las veces para votarle. Tómenlo de mí», expresó Haley el pasado 16 de julio, en el segundo día de la convención, consumando su redención con Trump, mismo que la invitó a estar presente en horario estelar.

Los primeros tres días de la convención, más inclinados a definir la línea política del partido de cara a las elecciones, estuvieron llenos de la tradicional retórica trumpista antiinmigración, con diversos políticos conservadores apoyando intensamente la mirada restrictiva del expresidente y construyendo, de nuevo, a la inmigración irregular como el principal problema en Estados unidos.

«Nos oponemos a cualquier inmigración que se aparte o contraste con nuestros valores estadounidenses,», mencionó DeSantis durante su intervención el 16 de julio.

El mismo Trump regresó a su tono clásico en contra de las personas migrantes en situación irregular dentro de Estados Unidos, llegando a expresar, sorpresivamente, que los niveles de criminalidad en países como Venezuela y El Salvador recaen en que estas naciones «envían criminales y pacientes mentales» a territorio estadounidense.

Utilizando la palabra «invasión» decenas de veces, Trump añadió que «los extranjeros ilegales» le quitan trabajos a la población afroamericana e hispana dentro de Estados Unidos.

En esta tónica, las críticas a la figura de Joe Biden se hicieron notar durante todas las jornadas. Distintas figuras políticas apuntaron a la administración Biden por hacer «insegura» la frontera sur, facilitando una «invasión» de «ilegales extranjeros» al país, mismos que, según la retórica republicana, son los culpables del alza en la criminalidad, el consumo de drogas y la crisis económica.

Por su parte, el recién anunciado candidato a vicepresidente, J.D Vance, culpó al demócrata por afectar a la industria estadounidense y la clase media al ser parte de la «clase gobernante» de Washington, que favoreció tratados de libre comercio con el extranjero. «Joe Biden metió la pata y pueblos como el mío pagaron el precio», sentenció el senador de Ohio en su participación el 17 de julio.

La epopeya trumpista consume al Partido Republicano

Trump llegó a la Convención Nacional Republicana con un halo nunca antes visto. El atentado del que fue víctima el pasado 13 de julio consolidó su transformación política, de ser un controversial outsider criticó con el establishment republicano, a un mártir con aura de luchador incansable que se empuña en una batalla interminable contra un sistema que lo quiere destruir.

El abanico de casos judiciales abiertos en su contra, junto con la condena por el caso ‘Stormy Daniels’, han surtido el efecto contrario al que se esperaba en su carrera política, construyendo un nuevo enemigo a vencer en el sistema judicial ‘corrupto’, según los alegatos trumpistas, dejando atrás el estigma que una convicción judicial tendría en cualquier otro político.

El aprendizaje más claro de esta Convención Nacional Republicana es que el trumpismo llegó al Partido Republicano para quedarse por mucho tiempo. El ambiente durante las entradas de Trump al recinto eran casi religiosas, construyendo a Trump como un ícono político del que depende toda la relevancia política conservadora.

El republicano solo puede contender por un periodo presidencial más, pero esta claro que su legado perdurara a través de sus herederos políticos, con J.D Vance siendo el más visible durante la convención.

«Vas a estar haciendo esto durante mucho tiempo», le expresó Trump a Vance durante su largo discurso de cierre.

Donald Trump no solo se consagra como el candidato conservador para las próximas elecciones presidenciales, sino como el líder indiscutido del Partido Republicano, cuya corriente principal se ha transformado a imagen y semejanza del trumpismo.

Sigue leyendo

Trending