Diversas versiones generan confusión con la muerte del Coronel Oscar Dávila - Radio
Síguenos en

Actualidad

Diversas versiones generan confusión con la muerte del Coronel Oscar Dávila

El Coronel Oscar Dávila, implicado en el caso de las interceptaciones a las empleadas de Laura Sarabia, habría hablado con periodistas y su abogado antes de los hechos que llevaron a su muerte.

Publicado

on

En sus últimas horas de vida, el coronel Óscar Dávila Torres –salpicado en las chuzadas a la exniñera de la entonces jefa de gabinete, Laura Sarabia– recolectó y entregó 50 millones de pesos para pagar los honorarios de un abogado. Habló con la prensa, acompañó a su familia al aeropuerto y llamó a su hermano para celebrar que los niños indígenas del Guaviare habían aparecido.

¿Para qué un suicida gestionaba cómo responder ante la justicia?, ¿cuántos fueron los disparos dentro de la camioneta blanca en la que murió?, y ¿por qué el policía que lo acompañaba dejó su arma de dotación en el carro? Todas esas son preguntas que siguen sin responder y que quedarán en la incógnita hasta la próxima semana, cuando se revele el informe de Medicina Legal tal como lo anunció la Fiscalía.

Mientras tanto, el croquis de los últimos días del coronel se reduce a movimientos dentro de Bogotá y a una serie de encuentros secretos con los que Dávila planeaba su defensa.

Para empezar, el coronel Dávila Torres no era cualquier oficial de la Policía. Se trataba de un importante hombre del equipo de seguridad de Presidencia que se encargaba de dirigir las “avanzadas” a cada uno de los lugares que visitaba el presidente Gustavo Petro y su círculo más cercano.

Pero, antes de llegar ahí, Dávila había trabajado dentro de una investigación de la Policía contra el Clan del Golfo, justo el mismo grupo armado en cuyos expedientes aparecieron chuzados los teléfonos de Marelbys Meza y Fabiola Perea, dos exempleadas de Sarabia.

Por esos hilos de poder, los investigadores creían que el coronel era una pieza clave para dar con quiénes ordenaron las chuzadas y cómo se dio ese supuesto entramado criminal que, hasta ahora, podría salpicarlo a él y a su jefe, el director de la Casa Militar, Carlos Feria.

Con todo eso claro, el mismo coronel escribió una carta el 2 de junio en la que se comprometía a cooperar con la Fiscalía, pero la radicó solo tres días después, el lunes antes de su muerte.

Aún sin que esa entidad lo llamara a declarar oficialmente, se supo que apenas dos días después, el 7 de junio, la Fiscalía envió a siete agentes del CTI a allanar el piso 13 de la DIAN, la sede desde la que trabajan Feria y Dávila y dentro de la que los investigadores buscaban pruebas de las interceptaciones ilegales.

A partir de ahí –según ha dicho el que sería su abogado, Miguel Ángel del Río–, Dávila se empezó a sentir presionado y a buscar cómo defenderse ante la justicia.

Fue así como al día siguiente, el jueves, buscó reunirse con Del Río para proponerle que fuera su apoderado en el duro proceso que le esperaba ante los jueces.

Durante esa reunión, el coronel pactó entregar una suma inicial de 50 millones para que el abogado iniciara el proceso de defensa.

Pero no los tenía en ese instante, así que se dedicó la tarde de ese jueves y la mañana del viernes a encontrar el dinero y entregarlo en efectivo.

Un par de minutos después, a eso de las 4:17 p.m. del viernes, Dávila recibió la llamada de la periodista Sylvia Charry, de Cambio, y, en medio de una conversación incómoda, le dijo que no podía dar declaraciones sobre el tema porque “lo acababan”.

Esa fue su última conversación con la prensa. Luego se reportó con su familia y apenas cinco minutos después de hablar con su hermano apareció muerto.

Las circunstancias de ese momento aún son confusas. Se sabe que la camioneta parqueó a las 6:05 p.m., que el policía que lo acompañaba se bajó del vehículo a las 6:13 p.m. y que cuatro minutos después hallaron el cadáver con un disparo que, a simple vista, indicaba un suicidio.

Lo curioso fue que a la escena llegó primero la Guardia Presidencial y luego la Fiscalía, todo eso pese a que había una sede de la entidad a escasas cuadras donde ocurrieron los hechos.

Por ahora, la Fiscalía se ha limitado a decir que está haciendo las pesquisas correspondientes y que entregará el informe forense la próxima semana, aún cuando la mayoría de esos documentos está lista en de 72 horas.

Los que sí están convencidos de que se trató de un suicidio son el presidente, el ministro de Defensa, Iván Vélasquez, y sus círculos.

Apenas 12 horas después de que el cadáver fuera removido, Petro trinó que Dávila había “muerto por suicidio” sin mostrar pruebas ni esperar el resultado forense. Y lo mismo Velásquez, quien primero dijo que había dos disparos y luego se retractó diciendo que era uno solo con dos orificios de salida.

Esas declaraciones en un caso en que están involucrados varios de los alfiles más cercanos a Petro, no han caído bien y hasta han generado suspicacias. ¿Por qué está tan interesado el jefe de Estado en que quede claro que fue un suicidio y no una muerte provocada? Ahí está la nuez del asunto que tiene a Dávila como el movimiento más drástico en todo el caso Sarabia.

Miércoles 7 de junio: el cti allanó el piso 13 de la dian buscando pruebas del polígrafo

Apenas dos días después de que el coronel Dávila radicara una carta con la que se comprometía a colaborar con la Fiscalía, el Cuerpo Técnico de Investigación de esa entidad, CTI, realizó un sorpresivo allanamiento al piso 13 del edificio de la DIAN. El operativo estuvo a cargo de siete investigadores que estuvieron en esa misteriosa oficina de la Presidencia de la República por lo menos durante nueve horas. Según confirmó el mismo Petro, allí trabajaban Dávila y otros miembros de la Fuerza Pública encargados de revisar los sitios a los que asistiría el presidente. Sin embargo, se cree que desde allí también se pudieron haber coordinado las interceptaciones a la exniñera Marelbys Meza y otra exempleada de Laura Sarabia. Tras su salida, el CTI se llevó memorias USB, computadores y documentos con archivos de la Presidencia.

Jueves 8 de junio: la importante reunión un día antes de la muerte

Por lo menos 24 horas antes de su muerte, el coronel sostuvo una importante reunión para preparar su defensa. El encuentro ocurrió en el Restaurante Maki del prestigioso Hotel La Fontana, en Bogotá. Allí asistieron Dávila, el abogado Miguel Ángel del Río y dos viejos conocidos de la justicia colombiana: el mayor Jeferson Tocarruncho y el intendente Wadith Velásquez, ambos señalados de interceptar ilegalmente a cinco de sus compañeros en el caso de la Ñeñe política. En ese encuentro, Del Río le pidió entre 400 y 500 millones de pesos por defenderlo, pero Dávila dijo que no tenía ese dinero y ofreció un primer pago de $ 50 millones que el equipo aceptó. Según el abogado, ese día el coronel Dávila ya se sentía bastante presionado por los agentes de la Fiscalía y las constantes llamadas de la prensa.

Viernes 9 de junio: ¿Muerte o suicidio?

10:25 p.m. Dávila buscó los $50 millones para el abogado

Luego de la reunión con Del Río, el coronel Dávila se comprometió a consignar ese viernes $30 millones como anticipo. A las 10:25 de la mañana, uno de los investigadores de Del Río lo llamó y le dijo que Dávila ya tenía la plata, pero que solo los podía entregar en efectivo.

3:50 p.m. La entrega del dinero en efectivo

Más de cinco horas después, el coronel logró recolectar los $20 millones restantes y se comunicó con el investigador para que se encontraran. Una vez estuvo en el lugar, Dávila sacó un maletín con $50 millones y se los entregó al equipo para que lo representaran.

Entre pagos a un abogado y llamadas transcurrieron las últimas horas de vida del coronel Dávila: cronología del día de su muerte.

4:17 p.m. “Me acaban”: la última llamada con la prensa

En ese bache entre la entrega del dinero y su muerte, el coronel contestó la llamada de una periodista de Cambio. Ahí, negó tener detalles de las chuzadas a la niñera del caso Sarabia y dijo que no se podía “pronunciar sobre esto” porque si hablaba “lo acababan”.

6:05 p.m. La camioneta llega al lugar del deceso

Pasadas las 6:00 de la tarde, la camioneta en la que se movilizaban el coronel Dávila y su policía de compañía parqueó en la Calle 22 con Carrera 48, un custodiado sitio ubicado en la localidad de Teusaquillo, en Bogotá, que queda cerca a la Fiscalía, la Embajada de EE.UU. y un batallón del Ejército (Ver Mapa)

6:13 p.m. Dávila llamó a su hermano para celebrar

Minutos antes de su muerte, el coronel llamó a su hermano para celebrar por la aparición de los cuatro niños del Guaviare. Dávila se mostró contento y dijo que era un milagro. Cinco minutos después, el policía que lo acompañaba se bajó de la camioneta a comprar una botella de agua.

6:17 p.m. La muerte: ¿suicidio u homicidio?

Después de que se quedó solo, un disparo acabó con la vida del coronel Óscar Darío Dávila. Pese a que el ministro Velásquez dijo que habían sido dos disparos, luego dijo que en realidad fue uno que causó dos orificios de entrada y salida. Aún es incierto si se trató de un suicidio o un homicidio.

Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Actualidad

Se cumple la semana del idioma creole en colegios y escuelas de San Andrés

Conferencistas e historiadores que vienen promoviendo la práctica del creole de San Andrés y Providencia han hecho su presencia en los eventos programados por la Gobernación de San Andrés.

Publicado

on

Photo: Gobernación Departamento Archipiélago

En el marco de la semana mundial de las lenguas nativas, San Andrés ha abierto un espacio para celebrar la semana del idioma creole, celebración que viene con una variada programación en colegios y escuelas de la isla.

Conferencistas e historiadores que vienen promoviendo la práctica del idioma nativo de San Andrés y Providencia han hecho su presencia en los eventos programados por la Gobernación de San Andrés para destacar la importancia de la práctica del idioma creole en el archipiélago.

«Es necesario seguir promoviendo la práctica del idioma creole entre los niños y jóvenes para que las futuras generaciones puedan encargarse de conservar el patrimonio mas importante para los isleños», dijo Samuel Robinson Davis, miembro de la academia colombiana de historia.

La Gobernación de San Andrés ha venido publicando en redes sociales y en espacios de congregación pública la programación de los eventos que se extenderán hasta el viernes 23 de febrero, día de celebración de las lenguas nativas en el mundo.

«Lenguas Nativas, protectoras del pensamiento y la memoria de los pueblos» es la frase con la que los Ministerios de Educación y de las Culturas, las Artes y los Saberes invitan a los colombianos a celebrar y participar de la programación preparada para festejar mañana 21 de febrero el Día Internacional de la Legua Materna y el Día de las Lenguas Nativas en Colombia.

El 21 de febrero fue proclamado por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, como el día internacional de la lengua materna, a través de la Resolución 30C/DR.35 de noviembre de 1999, que tiene como objetivo promover la diversidad lingüística y cultural.

Asimismo, la Asamblea General de Naciones Unidas ha declarado formalmente el Decenio de las Lenguas Indígenas, (2022-2032) (Ref.: A/74/396, 18 de diciembre de 2019), cuyo objetivo es «llamar la atención sobre la grave pérdida de lenguas indígenas y la necesidad apremiante de conservarlas, revitalizarlas, promoverlas, y de adoptar nuevas medidas urgentes a niveles nacionales e internacionales».

Sigue leyendo

Actualidad

Laura Sarabia vuelve a su cargo en el DAPRE

Según expertos, el viaje de Gustavo Petro y Laura Sarabia marcaba el inicio de una ruta que empezaba a recomponerse con el nombramiento de la funcionaria en el Departamento Administrativo de la Presidencia.

Publicado

on

Photo: Colprensa

Laura Sarabia resurgió con más poder en el Gobierno, estando solo por debajo del mismísimo Gustavo Petro. Después de salir hace casi un año por un escándalo de presunta persecución y maltrato a la niñera de su hijo, volverá a Palacio a dirigir el Departamento Administrativo de Presidencia, puesto que ocupó quien fuera codirector del Partido Verde, Carlos Ramón González, a quien le ganó el pulso con la paciencia de un maratonista.

Sarabia, una mujer que no alcanza los 30 años y que tiene una especialización en marketing político de la Universidad Externado, tendrá en sus manos la responsabilidad de tirarles línea a todos los ministerios, a las entidades centrales y dar las instrucciones del presidente en el Ejecutivo. No se trata de una responsabilidad menor.

La relación entre Sarabia y Petro parecía recomponerse desde que ella acompañó al presidente a Munich, Alemania, a una conferencia de seguridad. El viaje fue un escándalo, pues nadie quedaba al frente del Departamento de Prosperidad Social, una de las entidades más grandes y más importantes en materia de transferencias.

Pero este aterrizaje en pleno a la Casa de Nariño no libera a Sarabia de sus pendientes con la justicia, pues hay que recordar que es investigada por la Procuraduría en el caso del uso irregular de un esquema de seguridad y equipos de polígrafo para hacerle un cuestionario a su exniñera, Marelbys Meza, por la pérdida de un dinero en efectivo en su apartamento del barrio Colina en Bogotá.

El diario El Colombiano de Medellín había anticipado que esta semana habría cambios en el Gobierno; esto tras la renuncia el viernes de la ministra de Deporte, Astrid Bibiana Rodríguez, y el encargo en el Departamento Nacional de Planeación, en donde está Daniel Rojas, que podría quedarse en esa entidad saliendo a su vez de la Sociedad de Activos Especiales.

Lo de Sarabia es un mensaje claro de ratificación de confianza del presidente. Este diario conoció que en el gabinete de ministros hay quienes no están conformes con la decisión, porque aseguran que la profesional en relaciones exteriores tiene poca experiencia en la administración pública, y su hoja de vida está referida mayoritariamente por su paso como asesora del equipo de Armando Benedetti, mientras este era senador.

Benedetti, hoy embajador en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, le envió una decena de audios a Sarabia en donde amenazó al Gobierno con una implosión por su supuesto conocimiento de hechos no muy santos durante la campaña. “Nos hundimos todos, nos vamos presos, Laura”, decía el funcionario en comprometedores grabaciones por WhatsApp que siguen siendo objeto de investigación por las autoridades.

Por dichos audios Sarabia salió del Gobierno, y en esa decisión también cayó Benedetti, que se desempeñaba como embajador en Venezuela.

La decisión la tomó el presidente Gustavo Petro en junio de 2023, tras reunirse con los dos. Meses después, la funcionaria regresó al alto Gobierno cuando el presidente la nombró directora del DPS, moviendo a Cielo Rusinque, quien hoy es superintendente de Industria y Comercio.

Como directora del DPS, la joven logró reunir al presidente en Cartagena con los dueños de los grupos empresariales más importantes del país, un movimiento que sorprendió a detractores del Gobierno. En la reunión participaron Luis Carlos Sarmiento y Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, Alejandro Santo Domingo, Carlos Julio Ardila, Carlos Enrique Cavalier y César Caicedo.

De ese encuentro se materializó una inversión de alrededor de 100.000 millones de pesos para La Guajira, en un programa conjunto entre el Gobierno y el Grupo Aval, que para muchos era inimaginable en esta administración. Luego de esa reunión, el mandatario tuvo otra con los representantes del llamado Grupo Empresarial Antioqueño y el grupo Gilinski, así se destrabó el negocio de la compra de la mayoría accionaria de Nutresa.

González al DNI

Con la llegada de Sarabia al Dapre, el diario El Colombiano conoció que el destino de Carlos Ramón González será la Dirección Nacional de Inteligencia, otro fichaje poco esperado fuera del Gobierno.

González llevaba la computadora de palacio para lograr las mayorías en la aprobación de las reformas, lo que no va mal en el Congreso. Ahora estará al frente de una entidad fundamental en inteligencia y que es dirigida por Manuel Casanova, un militante de vieja data del M19.

Con estos cambios, el Gobierno reconfigura su círculo de poder y espera tener mejores resultados en la gestión. Hasta ahora la principal barrera es la ejecución y los escándalos diarios.

El último movimiento que se conoció ayer en la noche fue el de Mauricio Toro, quien renunció al Icetex. El miembro del Partido Verde dijo a este diario que se trató de una decisión personal que estaba considerando desde hacía algún tiempo, porque cree que ya cumplió su ciclo.

Toro tiene una oferta en el sector privado para liderar un proyecto en tecnología. Deja el cargo luego de una campaña de condonación de créditos y reajuste de las tasas para algunos deudores. También tuvo una polémica por nombrar en una dirección a una mujer que trabajó previamente en su UTL.

Sigue leyendo

Actualidad

Delroy Gordon Fox fue elegido como nuevo director de la OCCRE

En la terna de candidatos para dirigir la OCCRE estuvieron aspirando, además de Gordon Fox, la abogada y actual directora Pilar Bryan Manuel y el también abogado Omar Torrijos Bent Vallarino.

Publicado

on

Photo: Gobernación Departamento Archipiélago

Luego de realizada la reunión de la Junta Directiva de la Oficina de Control de Circulación y Residencia de San Andrés y Providencia OCCRE finalmente se eligió, mediante terna de candidatos, al abogado Delroy Gordon Fox como nuevo director de la entidad para el periodo 2024-2025.

El profesional del derecho, quien fuera secretario de Deportes en el gobierno de Everth Hawkins Sjogreen, también ocupó el cargo de Defensor del Pueblo regional durante entre el 2023 y el 2023 destacando su gestión por la defensa de los derechos de los raizales en su lucha por frenar la galopante sobrepoblación existente en la isla.

En la terna de candidatos para dirigir la OCCRE estuvieron aspirando, además de Gordon Fox, la abogada y actual directora Pilar Bryan Manuel y el también abogado Omar Torrijos Bent Vallarino.

La elección del nuevo director estuvo lleno de variantes ya que la misma estuvo programada para el mes de octubre de 2023, siendo aplazada por la Junta Directiva al inicio por razones electorales y posteriormente por inconvenientes relacionados por la posible relación de uno de los representantes raizales con el entonces mandatario seccional Everth Hawkins.

Entre los principales compromisos del funcionario esta el de sacar adelante el plan de medición de capacidad de carga poblacional para el archipiélago, la emisión de tarjetas de residencia pendientes para residentes legales y una lucha frontal contra la corrupción al interior del organismo la cual ha sido denunciada en diferentes espacios de opinión y que le han restado credibilidad y legitimidad a la entidad.

Sigue leyendo

Trending